• Boeing presenta sus resultados del primer trimestre

    • La vuelta al servicio del 737 MAX continúa avanzando; las entregas del 787 se reanudaron a finales de marzo
    • Ingresos de 15.200 millones de dólares, pérdidas por acción de (0,92) dólares (según PCGA) y pérdidas por acción recurrentes de (1,53) dólares (no PCGA)*
    • Flujo de caja operativo de (3.400) millones; efectivo y valores negociables por 21.900 millones de dólares
      La cartera total creció hasta 364.000 millones; la división Commercial Airplanes sumó 76 pedidos netos

    Chicago,  28 de abril de 2021 - Boeing ha publicado unos ingresos de 15.200 millones de dólares, debido principalmente a las menores entregas del modelo 787 y al volumen de servicios comerciales, aunque el aumento en las entregas del 737 y de los ingresos por el KC-46A Tanker lo compensaron parcialmente (Cuadro 1). Las pérdidas por acción según PCGA de (0,92) dólares y las pérdidas por acción recurrentes (no-PCGA)* de (1,53) dólares reflejan la mejora interanual del KC-46A Tanker, el aumento en las entregas del 737, y los menores costes en la división de aviones comerciales en el periodo, compensados en parte por menores desgravaciones fiscales y el aumento del gasto por intereses. Boeing registró un flujo de caja operativo de (3.400) millones de dólares.

    Table 1

    "Estoy orgulloso del progreso que nuestro equipo global ha conseguido en todo el negocio durante el primer trimestre mientras transformamos nuestra compañía, reforzamos nuestros procesos de seguridad, y mantenemos inversiones esenciales para nuestro futuro", afirmó Dave Calhoun, Presidente y Consejero Delegado de Boeing. "Si bien la pandemia global sigue poniendo en jaque a todo el mercado, creemos que 2021 es el punto de inflexión clave para nuestro sector a medida que aumenta la administración de vacunas y todo el sector trabaja con las administraciones públicas para conseguir una recuperación sólida. Al tener una cartera equilibrada de productos comerciales, de defensa, espacio y servicios, seguimos contando con una estabilidad indispensable para nuestro negocio y, a su vez, seguimos centrados en la seguridad, la calidad y la integridad a la hora de cumplir los compromisos con nuestros clientes".

    Table 2

    El flujo de caja operativo del trimestre, que mejoró hasta los (3.400) millones de dólares, reflejó el calendario de cobros y pagos y el aumento de las entregas del 737, que se vieron compensados en parte por menores entregas del 787 y por la reducción en cobros adelantados (Cuadro 2).

    Table 3

    El saldo de tesorería e inversiones en instrumentos negociables se redujo a 21.900 millones de dólares, frente a los 25.600 millones de dólares registrados a comienzos del trimestre, principalmente por las salidas de flujo de caja operativo (Cuadro 3). La compañía refinanció 9.800 millones de dólares de deuda en el trimestre. Además, aumentó sus líneas de crédito renovables en 5.300 millones hasta un total de 14.800 millones, que siguen disponibles.

    La cartera de la compañía se elevaba a 364.000 millones de dólares al cierre del trimestre.

    Resultados por unidad de negocio

    Commercial Airplanes

    Table 4

    Los ingresos de la división de Commercial Airplanes en el primer trimestre bajaron hasta los 4.300 millones de dólares debido a las menores entregas del 787, aunque el efecto se compensó en parte por el aumento de las entregas del 737 (Cuadro 4). El margen operativo del primer trimestre mejoró hasta el (20,1) por ciento, debido principalmente al aumento de las entregas del 737 y a los menores costes en el periodo.

    Boeing sigue avanzando hacia la vuelta al servicio del 737 MAX de forma segura en todo el mundo. Además, estamos trabajando junto con la FAA y nuestros clientes para resolver unos problemas eléctricos identificados en algunos puntos de la cabina de mando de determinados aviones 737 MAX. Desde que la FAA aprobara la vuelta al servicio del 737 MAX en noviembre de 2020, Boeing ha entregado más de 85 aviones de este modelo y 21 aerolíneas han vuelto a operar con sus flotas, que han realizado más de 26.000 vuelos totalmente seguros que corresponden a más de 58.000 horas de vuelo (datos a 26 de abril de 2021). El programa 737 actualmente fabrica a un ritmo bajo que se prevé aumentar gradualmente hasta los 31 aviones al mes a principios de 2022, con aumentos paulatinos posteriores según la demanda del mercado. La compañía seguirá evaluando el plan del ritmo de fabricación mientras observa la situación del mercado y recoge las impresiones de los clientes.

    La compañía también reanudó las entregas del 787 a finales de marzo tras haber realizado revisiones integrales para garantizar que cada avión cumple con los más altos estándares de la compañía. Durante el trimestre, el programa 787 destinó el proceso de ensamblaje final a Boeing South Carolina y pasó al ritmo de fabricación anunciado de 5 aviones al mes.

    Commercial Airplanes sigue colaborando con los reguladores globales en todos los aspectos del desarrollo del 777X, incluido su riguroso programa de pruebas, y la compañía mantiene su previsión de entregar el primer avión 777X a finales de 2023. Como ya se anunció, el ritmo de fabricación combinado del 777/777X está en vías de alcanzar los 2 aviones al mes.

    Commercial Airplanes registró 100 pedidos del 737 de Southwest Airlines, 25 pedidos del 737 de United Airlines, 23 pedidos del 737 de Alaska Airlines y 4 pedidos del 747 Carguero de Atlas Air. Commercial Airplanes entregó 77 aviones durante el trimestre, y la cartera de pedidos incluye más de 4.000 aviones con un valor de 283.000 millones de dólares.

    Defense, Space & Security

    Table 5

    Los ingresos de la división de Defense, Space & Security aumentaron hasta 7.200 millones en el primer trimestre, y el margen operativo aumentó hasta el 5,6 por ciento, lo que refleja principalmente el aumento de los ingresos del KC-46A Tanker por los 27 pedidos de este modelo y la falta de dotaciones relacionadas con el programa, efecto compensado parcialmente por la dotación de 318 millones antes de impuestos por el programa VC-25B, debida en gran medida a los impactos del Covid-19 y a problemas de rendimiento de un proveedor esencial.

    Durante el trimestre, esta división consiguió los contratos de Lote 6 y 7 correspondientes a 27 aviones KC-46A Tanker para las Fuerzas Aéreas estadounidenses, un contrato de 11 aviones P-8A Poseidon para la Armada estadounidense y para la Real Fuerza Aérea australiana, y contratos de seis aeronaves de rotor Bell Boeing V-22 Osprey para la Armada y las Fuerzas Aéreas estadounidenses. La división de Defense, Space & Security completó el primer vuelo y la entrega del F-15EX para las Fuerzas Aéreas estadounidenses, realizó con éxito la prueba en caliente "hot fire" del sistema de lanzamiento espacial Green Run, y comenzó la fabricación del avión de entrenamiento avanzado T-7A Red Hawk. Otros acontecimientos destacados en el trimestre incluyen el primer vuelo del avión sin tripulación Loyal Wingman para la Real Fuerza Aérea australiana y el primer vuelo del avión KC-46 Tanker de Japón.

    La cartera de pedidos de la división de Defense, Space & Security asciende a 61.000 millones de dólares, de los cuales el 31 por ciento corresponde a pedidos de clientes internacionales.

    Global Services

    Table 6

    Los ingresos de Global Services en el primer trimestre descendieron hasta 3.700 millones, y el margen operativo del primer trimestre cayó hasta el 11,8 por ciento, principalmente debido al menor volumen de servicios comerciales por el Covid-19.

    Durante el trimestre, Global Services se adjudicó un contrato de equipo de apoyo en tierra y logística para la Real Fuerza Aérea marroquí, y un contrato de equipamiento de reparación de aviónica del F/A-18 y del AV-8B para la Armada estadounidense. Global Services también entregó el quincuagésimo carguero convertido Boeing 737-800 Converted Freighter e introdujo el EA-18G Growler en el programa de modificación de la Armada estadounidense.