• Boeing presenta sus resultados del cuarto trimestre

    Chicago,  27 de enero de 2021 - Cuarto trimestre 2020

    • Los resultados se vieron afectados significativamente por el Covid-19, la suspensión temporal del 737 MAX y los programas de aviones comerciales de fuselaje ancho
    • El programa 777X registró una dotación de 6.500 millones de dólares antes de impuestos; la primera entrega está prevista para finales de 2023
    • El 737 MAX ha comenzado a obtener la aprobación regulatoria para reanudar las operaciones y ha reiniciado las entregas
    • Con ingresos de 15.300 millones de dólares, la compañía registró pérdidas por acción de (14,65) dólares (según PCGA) y pérdidas por acción recurrentes de (15,25) dólares (no PCGA)*

    Ejercicio 2020

    • Ingresos de 58.200 millones de dólares, pérdidas por acción de (20,88) dólares (según PCGA) y pérdidas por acción recurrentes de (23,25) dólares (no PCGA)*
    • Flujo de caja operativo de (18.400) millones; efectivo y valores negociables por 25.600 millones de dólares
    • Cartera total de 363.000 millones de dólares, que incluye más de 4.000 aviones comerciales
    • En proceso de reforzar los procesos de seguridad, de mejorar el rendimiento, de gestionar la liquidez y de transformarse para el futuro

    Table 1

    CHICAGO, 27 de enero de 2021 - The Boeing Company ha reportado unos ingresos de 15.300 millones de dólares en el cuarto trimestre, que reflejan el descenso en entregas de aviones comerciales y en el volumen de servicios, principalmente debido al Covid-19, además de a los problemas de fabricación del 787, compensados en parte por menores dotaciones por factores relacionados con los clientes del 737 MAX este trimestre en comparación con el mismo periodo del año anterior (Cuadro 1). Las pérdidas por acción (según PCGA) de (14,65) dólares y las pérdidas por acción recurrentes (no-PCGA)* de (15,25) dólares reflejaron la provisión de 6.500 millones antes de impuestos dotada por el programa 777X y la dotación para impuestos, compensadas en parte por las menores dotaciones por factores relacionados con los clientes del 737 MAX. Boeing registró un flujo de caja operativo de (4.000) millones de dólares.

    "2020 ha sido un año de profundas alteraciones a nivel social y mundial, que han presionado de forma significativa a nuestro sector. El grave impacto de la pandemia sobre los vuelos comerciales, junto con la suspensión temporal del 737 MAX, han afectado a nuestros resultados. Estoy orgulloso de la capacidad de adaptación y la dedicación que nuestro equipo global ha demostrado en esta situación mientras reforzábamos nuestros procesos de seguridad, nos adaptábamos a nuestro mercado y hemos prestado apoyo a los clientes, proveedores, comunidades y también internamente", declaró Dave Calhoun, Presidente y Consejero Delegado de Boeing. "Nuestra equilibrada cartera de programas de defensa, espacio y servicios sigue proporcionando una estabilidad crucial mientras vamos sentando las bases de nuestra recuperación. Si bien el impacto del Covid-19 sigue planteando retos para el tráfico aéreo comercial en 2021, seguimos confiando en nuestro futuro, centrados de lleno en la seguridad, la calidad y la transparencia a medida que regeneramos la confianza y transformamos nuestra actividad".

    La vuelta al servicio del 737 MAX en EE.UU. y algunos otros mercados ha sido un paso importante, y Boeing sigue las directrices de los reguladores de todo el mundo mientras mantiene el apoyo a sus clientes. Desde que la FAA estadounidense aprobara la vuelta al servicio, Boeing ha entregado más de 40 aviones 737 MAX y las flotas de cinco aerolíneas han vuelto al servicio a 25 de enero de 2021, con más de 2.700 vuelos comerciales y unas 5.500 horas de vuelo.

    Boeing ahora prevé que el primer 777X se entregará a finales de 2023. Este calendario, y su impacto financiero, reflejan diversos factores, incluida la valoración actualizada de los requisitos de certificación a nivel mundial, las últimas valoraciones de la compañía respecto a los impactos del Covid-19 en la demanda del mercado, y conversaciones con los clientes sobre las fechas de entrega de los aviones.

    La compañía sigue avanzando en la transformación de su actividad en cinco áreas clave que incluyen presencia de infraestructuras, gastos generales y estructura organizativa, mix de carteras e inversiones, optimización de la cadena de suministro, y excelencia operativa. Boeing mantendrá estas acciones en 2021 para conservar la liquidez, adaptarse al nuevo mercado, mejorar el rendimiento, mantener inversiones clave y transformar el negocio para que sea más productivo, resistente y competitivo a largo plazo.

    Table 2

    El flujo de caja operativo del trimestre se situó en (4.000) millones de dólares, que refleja el descenso en entregas de aviones comerciales y en el volumen de servicios, además del calendario de cobros y pagos (Cuadro 2).

    Table 3

    El saldo de tesorería e inversiones en instrumentos negociables se redujo a 25.600 millones de dólares, frente a los 27.100 millones de dólares registrados a comienzos del trimestre, principalmente por las salidas de flujo de caja operativo, compensadas en parte por los cambios en el saldo de deuda (Cuadro 3).

    La cartera de la compañía se elevaba a 363.000 millones de dólares al cierre del trimestre.

    Para más información: https://boeing.mediaroom.com/2021-01-27-Boeing-Reports-Fourth-Quarter-Results