• ANA HOLDINGS se compromete a adquirir hasta 20 aviones Boeing Dreamliner 787

    • La línea aérea japonesa tiene intención de comprar 11 aviones 787-10, cuatro 787-9 y cinco opciones
    • Se trata de la sexta compra de Dreamliner por parte de ANA; la cartera superará las 100 unidades una vez se ejerzan las opciones
    • ANA tiene previsto emplear el Dreamliner más grande y más eficiente, en lugar de algunos modelos 777 en rutas nacionales

    SEATTLE,  25 de febrero de 2020 - Boeing y ANA HOLDINGS INC. han anunciado hoy que la aerolínea japonesa ha decidido comprar hasta 20 aviones 787 Dreamliner adicionales. El acuerdo con Boeing contempla 11 aviones 787-10, un avión 787-9 y opciones para cinco 787-9, valorados en más de 5.000 millones de dólares a precios de catálogo actuales. La aerolínea también planea comprar tres nuevos aviones 787-9 a Atlantis Aviation Corporation.

    Una vez finalizados los acuerdos, será el sexto pedido por parte de ANA del Dreamliner --el avión ultra-eficiente y preferido por los pasajeros--, elevando su cartera de pedidos del 787 a más de 100 aviones.

    "Los Boeing 787 han servido a ANA con distinción, y estamos orgullosos de ampliar nuestra flota aumentando el número de estos aviones tecnológicamente avanzados", dijo Yutaka Ito, vicepresidente ejecutivo de ANA y ANA HD. "Estos aviones representan un importante paso adelante para ANA a medida que trabajamos para hacer que toda nuestra flota sea aún más ecológica y para reducir aún más la contaminación acústica".

    Con este pedido, la aerolínea agregará a su flota 11 aviones 787-10, el Dreamliner más grande y más eficiente en consumo de combustible. Equipado con toda una serie de nuevas tecnologías y con un diseño revolucionario, el 787-10 marcó un nuevo referente en eficiencia en consumo de combustible y en eficiencia económica cuando entró en servicio en 2018. El avión ofrece a las aerolíneas operadoras una reducción del 25 por ciento en consumo de combustible por asiento en comparación con aviones más antiguos de su clase.

    ANA considera que el 787-10 es el avión perfecto para reemplazar los modelos 777 anteriores, que tiene previsto retirar del servicio.

    "Introducir el 787-10 en nuestras rutas nacionales ayudará a ANA Group a mantener su papel de liderazgo y a mejorar nuestra capacidad de operar como un ciudadano corporativo responsable", dijo Yutaka Ito.

    ANA se convirtió en el cliente de lanzamiento global del 787 Dreamliner cuando realizó su pedido inicial en 2004. Desde entonces, al igual que la mitad de todas las aerolíneas que operan con Dreamliner, la compañía  japonesa ha realizado pedidos adicionales. Sin embargo, ANA está a otro nivel, ya que es el mayor operador de aviones 787 del mundo, con 71 aviones en su flota y 12 más previstos para su entrega, sin contar este último acuerdo. Este nuevo pedido aportará once aviones 787-10 adicionales, más un 787-9 y opciones de otros cinco 787-9.

    ANA también es cliente de lanzamiento del nuevo 777X de Boeing.

    "ANA se ha convertido en uno de los principales grupos de aerolíneas en Asia al elevar continuamente

    el listón en lo que a satisfacción del cliente se refiere e invertir en la flota más avanzada y tecnológicamente capaz. Nos honra que ANA HD vuelva a pedir más aviones 787, con la idea de ampliar su flota de Dreamliner hasta más de 100 unidades", declaró Ihssane Mounir, Vicepresidente Senior de Commercial Sales & Marketing en The Boeing Company. "Estamos convencidos de que las capacidades singulares del 787-10 continuarán ofreciendo a sus pasajeros unos vuelos seguros con la mejor comodidad y fiabilidad de su clase".

    El 787 Dreamliner representa un papel importante en la reducción de las emisiones de carbono en todo el mundo. Desde que el primer 787 entró en servicio comercial en 2011, la familia Dreamliner ha ahorrado más de 21 millones de toneladas de combustible. Asimismo, la huella acústica del 787 es un 60 por ciento menor que la de los aviones a los que sustituye.

    Los nuevos aviones 787 de ANA HD se impulsarán con motores GE GEnx-1B. Los nuevos motores contribuirán al ahorro del 25 por ciento en consumo de combustible por asiento que ofrece el 787-10.