• Respuesta para Ato Tewolde GebreMariam, Consejero Delegado del grupo Ethiopian Airlines, y para el sector de la aviación

    26 de marzo de 2019 - En una etapa anterior de mi vida profesional, como ingeniero principal de un proyecto, vi cómo un amigo, que es piloto, subía a la cabina de un prototipo de avión y lo pilotaba por primera vez. Aterrizó sano y salvo y yo solté un suspiro de admiración y alivio. Es un recuerdo que me acompaña a diario. Saber que la vida de otra persona depende de tu trabajo es una sensación que no se puede olvidar, y es algo que compartimos todos los integrantes de Boeing. Nos obligamos a cumplir los más altos estándares de seguridad, excelencia e integridad en nuestro trabajo, porque sabemos lo que está en juego.

    Desde el mismo momento en que conocimos los accidentes del 737 MAX, nuestros pensamientos se han centrado en las vidas perdidas y en el impacto que esto tiene en las personas por todo el mundo y en la comunidad aeroespacial. Todas y cada una de las personas implicadas ha tenido que lidiar con un dolor inimaginable. Nos admira su resistencia y nos inspira su coraje.

    En las semanas transcurridas desde el accidente del vuelo 302 de Ethiopian Airlines, las tripulaciones de la aerolínea han demostrado esto mismo al seguir trabajando con distinción y profesionalidad. Tal y como declaró ayer Ato Tewolde GebreMariam, Consejero Delegado de la aerolínea, en su sentido comunicado, esta tragedia no define a Ethiopian, ni tampoco al sector de la aviación ni nuestra duradera relación con su equipo. Esta declaración no ha sido ninguna sorpresa para aquellos que llevamos años trabajando con la aerolínea.

    La historia de Ethiopian Airlines se remonta con orgullo a más de siete décadas. En este tiempo, Ethiopian ha sido líder y pionera en el sector, ha lanzado África a la era de los reactores, y ha conectado el continente con todos los rincones del mundo con su amplia red, además de granjearse una buena reputación por su servicio y seguridad. Más que una aerolínea, Ethiopian representa el orgullo y el progreso de una gran nación y es un símbolo del Nuevo Espíritu de África.

    Esta experiencia ha sido muy dura y estamos aprendiendo de ella. Hemos estado al lado del equipo etíope, acompañándolos en el duelo, y nuestros pensamientos se dirigen a las familias, amigos y comunidades de los pasajeros y de la tripulación.

    Con la seguridad como único objetivo, podemos garantizar que estamos dedicando todos los recursos de los que disponemos en The Boeing Company, y que trabajamos juntos incansablemente para comprender qué ocurrió y para hacer todo lo posible para que no vuelva a ocurrir. Agradecemos a Ethiopian Airlines su compromiso y compartimos su determinación para hacer lo que esté en nuestras manos para crear un sistema de viajes aéreos aún más seguro.

    Boeing se une a todos nuestros clientes y socios para restaurar y reforzar la confianza que el público deposita en nosotros cada día.

    Dennis

    Dennis Muilenburg
    Presidente del Consejo de Administración, Presidente Ejecutivo y Consejero
    Delegado de Boeing
    The Boeing Company