• Boeing registrará provisiones y un incremento de costes en el segundo trimestre por la suspensión temporal del 737 MAX

    Los cargos se refieren a contraprestaciones potenciales a los clientes así como el impacto de un menor ritmo de fabricación del 737 MAX

    CHICAGO,  18 de julio de 2019 - Boeing ha anunciado hoy que registrará un impacto en la cuenta de resultados del segundo trimestre de 2019, que se publicarán el próximo 24 de julio.

    Boeing registrará una dotación después de impuestos de 4.900 millones de dólares1 (8,74 dólares por acción) relacionada con la estimación de potenciales contraprestaciones a los clientes por las molestias causadas por la suspensión temporal del 737 MAX y los retrasos asociados en las entregas. Esta dotación supondrá una reducción de 5.600 millones de dólares en los ingresos y los beneficios antes de impuestos del trimestre.

    Si bien la cantidad estimada total se dotará como provisión en el segundo trimestre, la compañía prevé que las posibles contraprestaciones se repartirán en varios ejercicios y se valorará económicamente de diversas formas.

    Además, los costes contables estimados por Boeing para fabricar el 737 aumentaron en 1.700 millones de dólares en el segundo trimestre, principalmente por los mayores costes asociados con la reducción del ritmo de producción que se ha prolongado más de lo previsto. El incremento de costes en el programa del 737 reducirá el margen del programa en el segundo trimestre y en los siguientes.

    Boeing sigue colaborando con las autoridades de aviación civil para garantizar que el 737 MAX vuelva a operar de forma segura, y serán estas autoridades las que determinarán la fecha de su reincorporación. A los efectos de los resultados del segundo trimestre, la compañía ha previsto que la aprobación de los reguladores de la vuelta al servicio del 737 MAX en EE.UU. y otras jurisdicciones ocurrirá a principios del cuarto trimestre de 2019. Este supuesto refleja la mejor estimación de la compañía en este momento, si bien la fecha real podría diferir. En los resultados del segundo trimestre se supondrá un incremento gradual en el ritmo de producción del 737 desde 42 unidades al mes hasta 57 unidades en 2020, y que los aviones fabricados durante la suspensión temporal e incluidos en el inventario se entregarán a lo largo de varios trimestres tras la vuelta al servicio. Todo cambio en estos supuestos podría dar como resultado un impacto adicional en los resultados.

    "Seguimos centrados en la vuelta del 737 MAX al servicio de forma segura", afirmó Dennis Muilenburg, Presidente del Consejo de Administración, Presidente Ejecutivo y Consejero Delegado de Boeing. "Es un momento decisivo para Boeing. No hay nada más importante para nosotros que la seguridad de las tripulaciones y los pasajeros que viajan en nuestros aviones. La suspensión temporal del MAX plantea dificultades importantes y la dotación registrada este trimestre refleja las dificultades actuales y nos ayuda a abordar los futuros riesgos financieros."

    Greg Smith, Director Financiero y Vicepresidente Ejecutivo de Desarrollo Empresarial y Estrategia de Boeing, añadió "Estamos dando los pasos necesarios para gestionar nuestra liquidez e incrementar la flexibilidad de nuestro balance de la mejor forma posible a la vez que nos enfrentamos a estos desafíos. Nuestros esfuerzos a lo largo de varios años para mantener la disciplina en la gestión de tesorería y un balance fuerte, además de nuestra cartera sólida y amplia, nos están ayudando a sobrellevar la situación actual".

    Las previsiones para 2019 que Boeing publicó en el pasado no reflejaban los efectos relacionados con el 737 MAX. Debido a las incertidumbres en cuanto al calendario y las condiciones para que la flota 737 MAX vuelva a estar activa, se emitirán nuevas previsiones en una fecha futura.

    Boeing publicará sus resultados completos del segundo trimestre el 24 de julio y presentará los resultados y las previsiones de la compañía, incluido el impacto de la suspensión temporal del 737 MAX, durante una teleconferencia que se celebrará ese mismo día.

    1= Refleja el efecto impositivo registrado en el segundo trimestre de 2019. Según los supuestos actuales, el efecto impositivo adicional se registrará más adelante en el ejercicio, con lo que la dotación después de impuestos de 2019 se reducirá hasta aproximadamente 4.400 millones de dólares.