• Boeing y Safran anuncian el nombre de su nueva joint-venture para la fabricación de APU: Initium Aerospace

    Initium Aerospace generará un alto valor para los clientes al combinar las mejores tecnologías y servicios de Boeing y Safran para ofrecer al mercado una unidad auxiliar de potencia (APU) más competitiva

    CHICAGO y PARÍS,  13 de febrero de 2019 - Boeing y Safran han anunciado hoy el nombre de su joint-venture, en la que cada socio participa al 50%, para el diseño, la fabricación y el mantenimiento de unidades auxiliares de potencia (APU): Initium Aerospace.

    Por su raíz latina, "initium" significa "el inicio" o "el arranque". Y esto es precisamente lo que hace una APU: aportar la energía necesaria para arrancar los principales motores y los sistemas del avión cuando está en tierra y, si es necesario, en vuelo. Initium Aerospace nace con los conocimientos de Boeing en materia de clientes y aviones, y la experiencia de Safran en el diseño y la fabricación de sistemas de propulsión complejos.

    "Es un hito emocionante, ya que aunamos lo mejor de ambas compañías para diseñar y fabricar una unidad auxiliar de potencia avanzada que aportará más valor a nuestros clientes en todo el ciclo de vida", comentó Stan Deal, Presidente y Consejero Delegado de Boeing Global Services. "Se trata de una prueba más de que Boeing está realizando inversiones estratégicas que refuerzan nuestras capacidades verticales, a la vez que se amplía nuestra cartera de servicios".

    La creación de Initium Aerospace llega tras conseguir las aprobaciones regulatorias y en materia de competencia el pasado noviembre, a raíz de un acuerdo firmado en junio.

    "Quiero felicitar a todos aquellos en Boeing y Safran que han contribuido a la creación de esta nueva joint-venture", declaró Philippe Petitcolin, Consejero Delegado de Safran. "Initium Aerospace está aprovechando rápidamente la amplia experiencia de ambos socios para proporcionar a los clientes unidades auxiliares de potencia de última generación y soluciones innovadoras. Safran se enorgullece y está totalmente comprometida con apoyar el crecimiento de Boeing y las expectativas de los operadores. Estamos contando los días para presentar el primer prototipo de motor al mercado".

    El equipo inicial está formado por empleados de las dos matrices, liderado por Etienne Boisseau, Consejero Delegado de Initium Aerospace. Los trabajos iniciales se están llevando a cabo en San Diego (California), donde están centrados en el diseño de la APU de nueva generación, al igual que en colaborar con los equipos de Boeing y Safran en cuanto a ingeniería y producción.

    Safran es un grupo internacional de alta tecnología que opera en los mercados de propulsión y equipamiento de aviones, espacio y defensa. Safran tiene presencia global, con más de 58.000 empleados y unos ingresos de 16.500 millones de euros en 2017. Tanto de forma individual como mediante colaboraciones, Safran ostenta los primeros puestos en sus principales mercados a nivel tanto mundial como europeo. Safran lleva a cabo programas de investigación y desarrollo para satisfacer los requisitos de un mercado en continuo cambio, con un gasto total en I+D de en torno a 1.400 millones de euros en 2017. La compañía cotiza en la bolsa Euronext Paris, y está incluida en los índices CAC 40 y Euro Stoxx 50.

    En febrero de 2018, Safran tomó el control de Zodiac Aerospace, con lo que expandió significativamente sus actividades de equipamiento de aeronaves. Zodiac Aerospace tiene 32.500 empleados y generó unos ingresos de 5.100 millones de euros en el ejercicio que terminó el 31 de agosto de 2017.

    Boeing es la mayor compañía aeroespacial del mundo y el fabricante líder de aviones comerciales y sistemas de defensa, espacio y seguridad. Boeing también es el líder mundial en servicios tanto a aerolíneas comerciales como a gobiernos, con clientes en más de 150 países. Los productos y los servicios a medida de Boeing comprenden aviones comerciales y militares, satélites, armamento, sistemas electrónicos y de defensa, sistemas de lanzamiento, sistemas avanzados de información y comunicación, logística basada en el rendimiento y formación. Boeing tiene unos 150.000 empleados en EE.UU. y en más de 65 países.

    Las declaraciones prospectivas están sujetas a riesgos e incertidumbres

    Algunas declaraciones reflejadas en esta nota de prensa pueden ser prospectivas según se define en la ley Private Securities Litigation Reform Act of 1995, incluidas declaraciones sobre las fechas previstas para completar una operación, previsiones futuras de negocios, y beneficios y sinergias de la operación, al igual que otras declaraciones que no se relacionen directamente a un hecho histórico o actual. Las declaraciones prospectivas se basan en hipótesis actuales sobre acontecimientos futuros y pueden no resultar acertadas. Tales declaraciones no constituyen una garantía y están expuestas a riesgos, incertidumbres y cambios en las circunstancias que son difíciles de valorar de antemano. Hay muchos factores que pueden provocar que los resultados reales difieran notablemente de las previsiones contenidas en las declaraciones prospectivas. En consecuencia, las declaraciones prospectivas se refieren a la fecha de su publicación y no aceptamos obligación alguna de actualizar o revisar tales declaraciones, excepto cuando sea exigido por ley. Diversos aspectos pueden hacer que los resultados reales difieran notablemente de estas declaraciones prospectivas; tales aspectos incluyen, entre otros, el efecto de las condiciones económicas mundiales, la capacidad de ambas partes para cerrar la operación y conseguir los permisos de las autoridades de competencia, y otros factores importantes desvelados en el pasado y periódicamente en la documentación legal que Boeing y Safran presentan ante sus respectivas agencias reguladoras.