• La colaboración entre Boeing y Embraer consigue la aprobación de los accionistas

    SÃO PAULO y CHICAGO,  26 de febrero de 2019 - La propuesta de colaboración estratégica entre Boeing y Embraer ha recibido la aprobación hoy de los accionistas de Embraer en una Junta General Extraordinaria celebrada en la sede central de la compañía en Brasil.

    En esta Junta Extraordinaria, el 96,8 por ciento de los votos válidos recogidos han sido a favor de la operación, con la participación de en torno al 67 por ciento del capital. Los accionistas han dado luz verde a la propuesta de crear una joint-venture compuesta por las actividades de aviones comerciales y servicios de Embraer. Boeing tendrá una participación del 80 por ciento en la nueva compañía, y Embraer poseerá el 20 por ciento restante.

    La operación valora el cien por cien de la actividad de aviación comercial de Embraer en 5.260 millones de dólares, y contempla que la participación del 80 por ciento de Boeing en la joint-venture vale 4.200 millones de dólares.

    Los accionistas también han aprobado la creación de otra empresa conjunta para la promoción y el desarrollo de nuevos mercados para el KC-390, el avión de transporte multimisión de tamaño medio. Según los términos de esta nueva propuesta, Embraer tendría una participación del 51 por ciento de la empresa conjunta y Boeing el 49 por ciento restante.

    "Esta innovadora colaboración ayudará a que ambas compañías ofrezcan una propuesta de valor más sólida a nuestros clientes y demás grupos de interés, y a generar oportunidades para nuestros empleados", comentó Paulo Cesar de Souza e Silva, Presidente y Consejero Delegado de Embraer. "Este acuerdo será beneficioso para ambas partes e impulsará la competitividad tanto de Embraer como de Boeing".

    "La aprobación por parte de los accionistas de Embraer es un importante avance, a medida que progresamos en aunar estas dos grandes compañías aeroespaciales. Esta colaboración estratégica global aprovechará la trayectoria de colaboración de Boeing y Embraer en beneficio de nuestros clientes y acelerará nuestro crecimiento futuro", añadió Dennis Muilenburg, Presidente del Consejo de Administración, Presidente Ejecutivo y Consejero Delegado de Boeing.

    El negocio de reactores militares y ejecutivos y las actividades de servicios de Embraer asociadas con dichos productos se mantendrán aparte en otra compañía cotizada. Varios contratos de soporte centrados en la cadena de suministro, en ingeniería y en instalaciones asegurarán los beneficios mutuos y mejorarán la competitividad entre Boeing, la joint-venture y Embraer.

    "Nuestros accionistas han reconocido los beneficios de colaborar con Boeing en aviación comercial y en la promoción del avión multimisión KC-390, y también han visto las oportunidades que existen en el negocio de reactores ejecutivos y militares", afirmó Nelson Salgado, Vicepresidente Ejecutivo de Finanzas y Relaciones con Inversores de Embraer.

    "Los empleados de Boeing y Embraer comparten la pasión por la innovación, el compromiso con la excelencia, y el profundo sentimiento de orgullo por sus productos y sus equipos; estas empresas conjuntas reforzarán esos atributos a medida que, juntos, creamos un emocionante futuro", comentó Greg Smith, Director Financiero de Boeing y Vicepresidente Ejecutivo de Desempeño y Estrategia de la Compañía.

    Boeing y Embraer anunciaron en diciembre de 2018 que habían aprobado los términos de las empresas conjuntas, y el gobierno brasileño aprobó la operación en enero de 2019. Poco después, el consejo de administración de Embraer ratificó su apoyo a la operación y se firmaron los documentos definitivos. El cierre de la operación está ahora sujeto a la obtención de las aprobaciones regulatorias pertinentes y al cumplimiento de las condiciones habituales de perfeccionamiento; Boeing y Embraer pretenden cerrar la operación para finales de 2019.

    Embraer continuará operando el negocio de aviación comercial y el programa KC-390 de forma independiente hasta el cierre de la operación.

    Las declaraciones prospectivas están sujetas a riesgos e incertidumbres

    Algunas declaraciones reflejadas en esta nota de prensa pueden ser "prospectivas" según se define en la ley Private Securities Litigation Reform Act of 1995, incluidas declaraciones sobre los términos propuestos de la operación, la capacidad de las partes para cumplir las condiciones de ejecución o cierre de la operación y el calendario correspondiente, y los beneficios y sinergias de la misma, al igual que otras declaraciones que no se relacionen directamente a un hecho histórico o actual. Las declaraciones prospectivas se basan en hipótesis actuales sobre acontecimientos futuros y pueden no resultar acertadas. Tales declaraciones no constituyen una garantía y están expuestas a riesgos, incertidumbres y cambios en las circunstancias que son difíciles de valorar de antemano. Hay muchos factores que pueden provocar que los resultados reales difieran notablemente de las previsiones contenidas en las declaraciones prospectivas. En consecuencia, las declaraciones prospectivas se refieren a la fecha de su publicación y ninguna de las partes acepta obligación alguna de actualizar o revisar tales declaraciones, excepto cuando sea exigido por ley. Diversos factores pueden hacer que los resultados reales difieran notablemente de estas declaraciones prospectivas; tales factores incluyen, entre otros, el efecto de las condiciones económicas mundiales, la capacidad de ambas partes para alcanzar un acuerdo respecto a la operación, perfeccionar tal acuerdo y conseguir las sinergias previstas, y otros factores importantes desvelados en el pasado y periódicamente en la documentación legal que The Boeing Company y Embraer presentan ante sus respectivas agencias reguladoras.