• Embraer y Boeing celebran la aprobación de su colaboración estratégica por parte del gobierno brasileño

    SÃO PAULO y CHICAGO,  10 de enero de 2019 - Embraer y Boeing acogen de buen grado la aprobación de su colaboración estratégica por parte del gobierno brasileño; esta colaboración posicionará a ambas compañías de cara a acelerar su crecimiento en los mercados aeroespaciales de todo el mundo.

    La aprobación gubernamental llega después de que las dos compañías aprobaran, el mes pasado, los términos de la joint venture que estará compuesta de las actividades de aviones comerciales y servicios de Embraer. Boeing tendrá una participación del 80 por ciento en la nueva compañía, y Embraer poseerá el 20 por ciento restante.

    Las compañías también han firmado las condiciones de otra empresa conjunta para fomentar y desarrollar nuevos mercados para el avión de transporte multimisión de tamaño mediano KC-390. Según los términos de esta nueva propuesta, Embraer tendría una participación del 51 por ciento de la empresa conjunta y Boeing el 49 por ciento restante.

    Una vez que el consejo de administración de Embraer ratifique su aprobación previa, ambas compañías firmarán los documentos definitivos de la operación. El cierre de la operación estará sujeto a la aprobación de las autoridades y de los accionistas, además de a las condiciones habituales. Suponiendo que las aprobaciones se consigan sin demora, el cierre de la operación se prevé para finales de 2019.

    Las declaraciones prospectivas están sujetas a riesgos e incertidumbres

    Algunas declaraciones reflejadas en esta nota de prensa pueden ser "prospectivas" según se define en la ley Private Securities Litigation Reform Act of 1995, incluidas declaraciones sobre los términos propuestos de la operación, la capacidad de las partes para cumplir las condiciones de ejecución o cierre de la operación y el calendario correspondiente, y los beneficios y sinergias de la misma, al igual que otras declaraciones que no se relacionen directamente a un hecho histórico o actual. Las declaraciones prospectivas se basan en hipótesis actuales sobre acontecimientos futuros y pueden no resultar acertadas. Tales declaraciones no constituyen una garantía y están expuestas a riesgos, incertidumbres y cambios en las circunstancias que son difíciles de valorar de antemano. Hay muchos factores que pueden provocar que los resultados reales difieran notablemente de las previsiones contenidas en las declaraciones prospectivas. En consecuencia, las declaraciones prospectivas se refieren a la fecha de su publicación y ninguna de las partes acepta obligación alguna de actualizar o revisar tales declaraciones, excepto cuando sea exigido por ley. Diversos factores pueden hacer que los resultados reales difieran notablemente de estas declaraciones prospectivas; tales factores incluyen, entre otros, el efecto de las condiciones económicas mundiales, la capacidad de ambas partes para alcanzar un acuerdo respecto a la operación, perfeccionar tal acuerdo y conseguir las sinergias previstas, y otros factores importantes desvelados en el pasado y periódicamente en la documentación legal que The Boeing Company y Embraer presentan ante sus respectivas agencias reguladoras.