• El vehículo submarino no tripulado de Boeing que puede mantener la autonomía durante meses

    El Echo Voyager, de 15 metros de longitud, es el mayor de los tres vehículos de estas características que ofrece Boeing

    HUNTINGTON BEACH (California, EE.UU.),  11 de marzo de 2016 - Boeing presentó ayer el Echo Voyager, su último vehículo submarino no tripulado (UUV), que puede funcionar de forma autónoma durante meses gracias a un sistema híbrido recargable y a un compartimento modular de carga.

    El vehículo, de 15 metros de largo, no sólo es autónomo en movimiento, sino que también se puede lanzar y recuperar sin los barcos de apoyo que asisten normalmente a los vehículos submarinos no tripulados. El Echo Voyager es la última novedad en la familia de vehículos submarinos no tripulados de Boeing, y se une al Echo Seeker (de 10 metros) y al Echo Ranger (de 5 metros y medio).

    "El Echo Voyager supone un nuevo enfoque en cuanto a cómo será el funcionamiento y uso de los vehículos submarinos no tripulados en el futuro", declaró Darryl Davis, Presidente de Boeing Phantom Works. "Nuestras inversiones en tecnologías novedosas como los sistemas autónomos están ayudando a satisfacer los requisitos de nuestros clientes, ahora y en los años venideros".

    El Echo Voyager comenzará las pruebas en mar abierto frente a las costas de California este verano. Boeing ha diseñado y operado sistemas submarinos tripulados y no tripulados desde los años sesenta.

    "El Echo Voyager puede recabar datos en alta mar, subir a la superficie y enviar esa información a los usuarios prácticamente en tiempo real", comentó Lance Towers, Director de Sea & Land de Boeing Phantom Works. "Hasta ahora, los vehículos submarinos no tripulados necesitaban un barco y una tripulación en superficie para realizar sus operaciones diarias. El Echo Voyager elimina esa necesidad y los costes asociados".

    En 2016, Boeing celebra su centenario como pionero de la aviación y comienza su segundo siglo como compañía innovadora en tecnología y capacidades aeroespaciales; se caracteriza por su orientación hacia el cliente y por el apoyo a las comunidades donde está radicada, además de ser una de las compañías mejor valoradas por los trabajadores. Mediante su división Defense, Space & Security, Boeing es una de las principales compañías en este mercado y es el mayor y más versátil fabricante de aviones militares del mundo. Con sede en St. Louis, Boeing Defense, Space & Security factura 30.000 millones de dólares anuales y cuenta con unos 50.000 empleados en todo el mundo. Síganos en Twitter: @BoeingDefense.